Indemnizacion por despido improcedente

La calificación de un despido improcedente puede darse de dos formas: bien en la carta de despido, al entender el empresario que éste no se ajusta a razones objetivas; bien por el juez. A este supuesto se llegará tras la demanda por parte del trabajador al considerar éste que el despido que se le ha notificado no entra dentro de los supuestos del Estatuto de los Trabajadores, y por tanto es un despido improcedente. En este caso deberá presentar el trabajador demanda por despido improcedente ante el Juzgado de lo Social del lugar donde ha venido prestando los servicios o donde tiene su domicilio el empresario, deberá elegir el demandante, esto es, el trabajador.

Durante el proceso la empresa es la que debe demostrar los motivos que le han llevado al despido del trabajador, siendo éste el encargado de desmontar la prueba. Una vez finalizado el juicio será el juez el que determinará de qué tipo de despido se trata; si un despido nulo, procedente o improcedente. En este caso el empresario tiene un plazo de cinco días, desde que se le notifique la sentencia, para optar por la readmisión –abonándole los salarios de trámite- o por la no readmisión y, por lo tanto, optará por la indemnización, a la que hay que sumar los salarios de trámite o tramitación (aquellos dejados de percibir por el trabajador desde el despido hasta la sentencia).

La indemnización que se establece para este tipo de despidos es de 45 días por año trabajado, con un límite de 42 mensualidades, es decir, nunca podrá superar la indemnización el resultado de multiplicar el salario bruto de un mes por esas 42 mensualidades.

Ejemplo calculo de indemnizacion

Un trabajador presta servicios en una empresa desde el 5 de febrero de 1999, el puesto que ocupa es de comercial, con un sueldo de 3.500 euros brutos mensuales, en los que se incluyen el prorrateo de las pagas extraordinarias y una participación en beneficios fija por mes. La empresa le entrega carta de despido el 11 de septiembre de 2010, reconociendo en ésta que se trata de un despido improcedente.

La antigüedad de este trabajador en la empresa es de 11 años, 7 meses y 6 días, correspondiéndole la siguiente indemnización:

Por 11 años; 45 días x 11 = 495 días
Por 7 meses; 45 días / 12 meses x 7 = 26,25 días
Por 6 días; 45 días / 12 meses x 1 = 3,75 días

En total son 525 días con un salario diario de 116,67€ (3.500€ / 30 días), por lo que la indemnización asciende a  61.251,75 €.

Hay que aclarar que los días de un mes no completado serán computados como si se hubiese trabajado en su totalidad, de acuerdo a jurisprudencia del Tribunal Supremo. Además, en este caso, el trabajador recibiría la totalidad de la indemnización, ya que no supera las 42 mensualidades que como tope fija la ley, siendo la cantidad tope de 147.000€.

Dejanos tu Comentario

Nombre: (Requerido)

E-Mail: (Requerido)

Sitio WEB:

Comentario: